España España

Whois

Whois es un servicio que permite solicitar información sobre los titulares de las direcciones de Internet (dominios) y direcciones IP. La frase en inglés "Who is" significa "Quién es". Las personas que realizan una búsqueda obtienen información sobre la persona de contacto de un dominio o dirección IP.
Según el dominio de que se trate, para acceder a la información depositada, hay que conocer el servidor de Whois correspondiente. Desgraciadamente, las cosultas sobre las nuevas extensiones para cada país y los dominios de nivel superior genéricos nuevos serán cada vez más costosas.

En Whois se puede obtener información sobre dominios y direcciones IP. Para ello, tan solo hace falta conocer el servidor de Whois correspondiente. Si no desea dedicar tiempo a cuestiones técnicas, puede realizar la consulta en cualquier de los muchos proveedores de sitios de búsqueda de dominios basados en navegador. En la mayoría de sistemas operativos esta información se puede consultar en la línea de comandos, en la que únicamente hay que introducir whois ejemplo.com.

La información obtenida varía según el dominio de nivel superior. Si bien por lo general se suelen obtener los datos del titular del dominio, la persona de contacto para asuntos administrativos, la persona de contacto para asuntos técnicos y el administrador de zona, así como los servidores de nombre utilizados. Los servidores de nombre traducen las direcciones IP complejas en dominios y extensiones inteligibles.

Sin embargo, la información obtenida solo se puede utilizar en determinados casos. Por ejemplo, queda terminantemente prohibido realizar prácticas de spam con las direcciones de correo electrónico obtenidas. Por contra, sí que se recomienda ponerse en contacto en caso de problemas técnicos, vulneración de derechos de terceros u otros problemas con el dominio o la dirección IP.

Las posibilidades de uso de Whois varían en función de las sociedades gestoras. Estas y los cinco administradores internacionales de direcciones IP ofrecen diferentes opciones de consulta de la información sobre dominios y direcciones IP.
La administración de la información de Whois es responsabilidad de la sociedad gestora correspondiente como, por ejemplo, la nic.at para dominios .at, la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN por sus siglas en inglés) para todos los dominios de nivel superior nuevos y genéricos y la Regional Internet Registrys para las direcciones IP. Estas instituciones utilizan diferentes versiones del servicio de Whois. Fundamentalmente se diferencian en el tipo de información sobre Whois al que dan acceso. A este respecto, cada agente registrador ha establecido normas ligeramente distintas para administrar la información.

A falta de aviso legal, la única posibilidad de obtener los datos del titular de un dominio es mediante una consulta en Whois. Esto resulta realmente interesante en situaciones muy diferentes. El servicio se habilitó para que terceros tuviesen la posibilidad de dirigirse a la persona de contacto en caso de problemas. Por ejemplo, si el contenido de un dominio vulnerase los derechos de un tercero, existe la posibilidad de ponerse en contacto con la persona responsable.
Otra situación factible es que el dominio se viese amenazado por algún peligro técnico. A su vez, el servicio resulta especialmente importante para aquellas personas cuyos derechos se vean vulnerados en un dominio.. En la época del ciber acoso esto supone un halo de esperanza para muchas víctimas que son objeto de difamacion en sitios web sin aviso legal.

La primera persona de contacto de un dominio siempre es aquella que figura como titular del dominio en Whois. Si no contestase tras el intento de toma de contacto, sigue existiendo la posibilidad de dirigirse directamente al contacto administrativo, contacto técnico o administrador de zona, para dar parte de la vulneración de derechos. De esta forma, se garantiza una solución rápida de los problemas o de la vulneración de derechos.
Cada agente registrador facilita los datos de forma diferentes. En dominios .de, por ejemplo, solo se registra el nombre y la dirección. Por ello, la primera toma de contacto debe realizarse mediante correo postal. En otros agentes registradores de dominios de nivel superior también se consignan los datos de contacto en formato electrónico, así como el número de teléfono, fax o correo electrónico para agilizar el trámite.